Arrancó en el podio y ahora está en la incertidumbre

Arrancó en el podio y ahora está en la incertidumbre

Gonzalo Lazzarotto pasó un inicio de temporada excelente en el Fiat 600-TS pero la actualidad genera no saber en absoluto el futuro deportivo.

El piloto de Santo Tomé se destacó todo el fin de semana en la carrera inicial del Car Show Santafesino en este 2020, pero el Coronavirus destruyó los planes iniciales de tener segunda fecha en abril y como viene la mano la situación va para largo. Además, el trabajo personal de Lazzarotto quedó muy paralizado y la afección económica no será menor.

“Arrancamos bien el año, terminando segundos en la primera y única final que llevamos en el año. Pusimos en pista un auto que no habíamos corrido nunca y anduvo muy bien, y estoy contento y más cómodo con este auto que con el del año pasado. Fue un fin de semana muy bueno y lo pudimos plasmar fundamentalmente en la final, después de la novena vuelta, el rendimiento era espectacular y bajamos la vuelta de clasificación. La categoría está pareja y muy competitiva, y no está fácil. Si volvemos a la actividad va a estar muy lindo, da ganas de correr así. El motor de José María Ceratto anda muy bien y el chasis de JG también. Me falta a mí adaptarme un poco nomás”, detalló Gonzalo sobre lo que fue un gran fin de semana personal y también para la categoría, que a pesar de la crisis económica presentó un muy buen parque automotor.

Por otro lado, la parte fea es la limitación laboral que tiene Gonzalo y sobre esa situación explicó: “Con la cuarentena estamos complicados. En mi trabajo y al dedicarme al turismo y transporte de pasajeros, es lo primero que se cortó y creo que va a ser lo último en arrancar. Lo tomamos con pinzas a todo ésto, va a ser un año complicado económicamente y esperemos por el bien de todos que el Coronavirus se termine rápido y se reactive el país. No va a ser fácil volver a correr por todo esto pero haremos lo imposible por seguir. Primero está la salud y el trabajo de todos. Ojalá se normalice todo porque es muy feo para todo el mundo. Las ganas de correr están intactas y lo haremos con muchas ganas como siempre en cada carrera. Agradezco a los sponsors que seguro a la hora de volver van a seguir apoyando, y a mi familia: mis hermanos, mi viejo, mis hijos y mi señora, a Ceratto por los motores, porque nunca tuvimos un problema, y al JG, Tete y Turco que hicieron un gran trabajo. Creo que vamos a ser protagonistas cuando volvamos”.

Mauro Calandria

Compartir en: