Complicados en la octava

Complicados en la octava

RC Racing llegó sobre la hora a reparar los Chevrolet Onix de Guillermo Cavigliasso y Diego Rossi para competir en Las Termas de Río Hondo, y no se pudo estar al mejor nivel. El TS1800 sigue siendo altamente competitivo, y la octava fecha los vio relegados, pero sin ánimos de rendirse.

Llegando muy sobre la hora con el armado final de los Onix, el trabajo de recuperación por parte del equipo no se vio recompensado de la mejor forma. El esfuerzo para reparar los dos autos fue muy grande, y por diferentes situaciones no se pudieron exprimir a fondo en Las Termas de Río Hondo. En clasificación, quedaron 18º Cavigliasso y 19º Rossi.

En las series, les tocó correr uno en cada uno y ambos resultaron octavos, ganando terreno para la grilla de la final. Pero la competencia principal se complicó en el inicio, con un toque que involucró a Rossi y para esquivarlo, Cavigliasso terminó yéndose afuera. Ambos quedaron relegados del pelotón, Diego desertó al romperse el motor y Cavigliasso llegó 16º.

Diego Rossi: “Fue un fin de semana muy complicado, anduvimos con algunos problemas de frenos que se corrigieron, y luego algunas fallas en el motor nos perjudicaron. En la final, la largada me pegó Fazzi y yo a Orazi y terminé haciendo cuatro vueltas hasta que se rompió el motor. Fue bastante adverso pero queremos ir a probar para corregir cuestiones de motor y suspensión para tener revancha en Paraná”.

Guillermo Cavigliasso: “No fue un buen fin de semana, que se complicó en la final con un toque en la primera curva, y eso que la pista es ancha. Pero bueno, en líneas generales en la carrera pudimos girar que era importante. Debemos probar para volver a agarrar ritmo de carrera y poder ser protagonistas nuevamente. Tenemos el potencial para cumplir el objetivo de estar entre los diez”.

Mauro Calandria – Prensa RC Racing / Foto: Hernán Rodríguez

Compartir en: