Desafortunada acción lo condenó

Desafortunada acción lo condenó

Sebastián González no pudo completar la cuarta final de la temporada de Turismo Fiat por una impredecible rotura de motor. En la serie, un toque y una situación inesperada lo habían dejado fuera de carrera, con el auto semi-volcado.

El santafesino quería despedir el Uno ganador de la segunda fecha con otro gran resultado, pero las cosas no salieron a favor. El auto atendido por el Yiyo Competición y conducido por González no clasificó bien, pero en la serie empezó a recuperar terreno. No obstante, un toque y un desenlace extraño, con el auto dando media vuelta para quedar sobre la pista descontrolado, lo obligó a largar de atrás.

Sebastián Chincarini con su gente trabajaron para reparar los daños que no fueron graves, y se salió a pista nuevamente. Pero algo más había quedado mal, posiblemente algo imposible de saber dentro del circuito, que generó una rotura de motor muy rápida y que dejó a Sebas fuera de competencia.

“El fin de semana no fue bueno. En la serie largamos décimos y recuperamos un poco, peleando con unos cuantos. Pero tuve un toque en la curva tres, donde me fui a la tierra y cuando volví a la pista el auto se descalzó en un piano y se puso de costado el auto, no llegó a ser un vuelco”, aseguró el santafesino.

Y amplió: “El toque no generó la consecuencia, pero tampoco quedé conforme con la decisión de los comisarios ya que no hubo recargo para quien provocó el toque. Después en la final largué y se ve que algo en el motor no quedó bien porque se terminó rompiendo prematuramente, terminando complicados el fin de semana”.

Mauro Calandria – Prensa Sebastián González / Foto: Hernán Rodríguez

Compartir en: