Detalles arruinaron la carrera

Detalles arruinaron la carrera

La segunda fecha del TS1800 fue para olvidar para Juan Emilio Guazzeroni, quien casi no pudo girar tanto en la serie como en la final de Paraná. Diversos inconvenientes con el Volkswagen Gol lo complicaron en clasificación, y luego lo obligaron a parar tanto en la batería como en la competencia principal.

El primer día de actividad fue muy duro. El auto no andaba y las razones de la falta de rendimiento se encontraron tarde, luego de clasificar 21º. Un amortiguador dañado dejó al de Teodelina lejos del potencial que debía tener, y en parte estaba tranquilo al saber el inconveniente.

Al día siguiente, la serie fue negativa para Juan Emilio, porque rápidamente debió parar en la primera vuelta, con problemas con el diferencial. Fue una verdadera pena porque estaba avanzando en el clasificador.

Con aparentemente todo subsanado para la final, se iba a intentar tener una remontada similar a la de Rafaela, pero la varilla de la caja de velocidades de soltó y Guazzeroni volvió a quedar a pie en los primeros metros de competencia.

Tras un fin de semana negro en cuanto a resultados, el representante del sur santafesino aseguró: “Tuvimos diversas tonterías que nos hicieron perder la carrera, primero el amortiguador, luego el diferencial en la serie, y finalmente cuando cambiamos la caja de cambios, se salió la varilla”.

Con muchas ganas de seguir aprendiendo, atendiendo su propio auto en su primer año en la divisional, afirmó: “Sabemos que tenemos un motor que funciona muy bien y es confiable. En ese aspecto tenemos un punto a favor para la próxima carrera”.

Juan Emilio Guazzeroni agradece a los sponsors Ramón Angeloni concesionario Don Roque – Vassalli, Moline SRL, Gomería MC de Carlos Mancini, Agrocombustibles de Norberto Peruzzotti, YPF Teodelina de José Celdrán, Alejandro L. Permingeat S.A., Clínica Santa Lucía, Transporte López – Molla, Polidori Computación, TDI Autopartes, Cascarita Repuestos, GNC Teodelina, Taller Panci y Comuna de Teodelina.

Mauro Calandria – Prensa Juan Emilio Guazzeroni / Foto. Hernán Rodríguez

Compartir en: