Dos remontadas en vano

Dos remontadas en vano

Juan Ignacio Canela pasó la cuarta fecha del Turismo Nacional Clase 2 sin poder llevarse puntos, algo que fue muy injusto para el gran esfuerzo conductivo que tuvo durante sábado y domingo en Centenario. El rafaelino no pudo ver la bandera a cuadros por un incidente, cuando estaba para meterse fácilmente entre los diez mejores.

El fin de semana inició torcido el viernes, porque luego de los entrenamientos había un gran potencial en el Toyota Etios del JCB Motorsport, pero en clasificación le taparon una vuelta, y en otro momento cuando era rápido, las banderas rojas le anularon el registro sin comerla ni beberla.

No ligó en la primera jornada, y el sábado no era fácil partiendo 13º en la serie. Pero Juani dio todo y con un nivel impactante llegó a meterse sexto, e incluso con ritmo para seguir progresando en el clasificador. Lamentablemente un toque lo relegó al puesto once, y tuvo que partir desde más atrás de lo merecido.

La carrera dominical, sacando los remos otra vez, fue un panorama similar al del día anterior, porque en pocos giros había ganado diez puestos y estaba muy cerca de meterse entre los diez punteros, pero un toque con un contrincante lo dejó fuera de competencia, con el Etios dañado.

“Lamentablemente sigue la mala suerte para nosotros en el Turismo Nacional. No nos pasó lo mismo que en San Juan, pero se nos están dando los resultados que venimos a buscar en la Clase 2. El sábado pudimos recuperarnos con un gran nivel de lo que nos pasó en clasificación, pero por un toque quedamos más atrás cuando éramos sextos”, manifestó Canela.

Y completó: “El domingo veníamos avanzando muchísimo nuevamente, y en las primeras vueltas dejamos a varios rivales atrás. Cuando estábamos ya muy cerca de ponernos entre los diez primeros, otro toque nos impidió cerrar un buen fin de semana, rompiéndose seriamente la parte delantera derecha del auto. Agradezco a todos mis sponsors por el apoyo que nos dan, y estamos confiados que ya volverán los buenos resultados”.

Mauro Calandria – Prensa Juan Ignacio Canela

Compartir en: