El triunfo siempre estuvo cerca

El triunfo siempre estuvo cerca

La localía del Turismo Nacional en Rosario mostró al Ale Bucci Racing una vez más con el potencial ganador, pero la final no terminó siendo positiva, cuando Nicolás Posco estaba por obtener su segundo triunfo en la temporada de Clase 2. Una pinchadura en un neumático generó un abandono cuando nadie podía pelearle el puesto.

El equipo de Villa Gobernador Gálvez pasó diferentes contratiempos en los entrenamientos pero en clasificación fue Nico Posco quien se metió entre los de adelante. El sábado lo ratificó quedando segundo, pero con el mismo potencial en los Ford Fiesta de Ian Reutemann, Juan Ignacio Canela y Gabriel Scordia.

De cara a la serie, otro enorme trabajo fue el cambio de motor para Canela, quien había sufrido una rotura en su último giro de clasificación. Una vez solucionado, se corrieron las series con normalidad. Posco ganó con autoridad la batería más veloz y quedó en pole position para la final. Canela fue noveno, Reutemann 13º y Scordia 15º, siendo este último participante de la primera batería contra el resto que corrió en la segunda.

La final, a 16 giros en el autódromo ‘Juan Manuel Fangio’ rosarino arrancó muy bien, con Posco sosteniendo la vanguardia y con el resto de los pilotos del equipo ganando posiciones. Scordia, lamentablemente fue el primero en caer por una rotura del impulsor, y a pocas vueltas del final, cuando parecía que Nico tenía todo controlado, la goma trasera derecha se rompió y quedó fuera de combate. Reutemann fue quien mejor se ubicó, terminando 15º.

El último compromiso de la temporada será el fin de semana del 8 de diciembre en San Nicolás, circuito donde el Ale Bucci Racing ha realizado sus ensayos privados durante este año, y se espera poder sacarle jugo a la situación, donde se peleará directamente por la carrera debido a que no se podrá defender los campeonatos de 2017 y 2018.

Mauro Calandria – Prensa Ale Bucci Racing / Foto: Marcelo Ranea

Compartir en: