Inicio con gran potencial

Inicio con gran potencial

Brian Perino arrancó el año con nuevo auto para él y sabe que cuenta con una máquina para pelear cosas importantes en el TC4000 Santafesino.

En San Jorge, el volante de Sarmiento clasificó segundo pero su Chevrolet Chevy no pasó la técnica por un error de medición propio. Eso le costó caro porque no pudo recuperarse en lo que restaba del fin de semana, pero sabe que si logró esa segunda posición en clasificación, puede pensar en ser protagonista cuando se reanude la actividad deportiva.

“Arrancamos el año complicados, tuvimos bastante mala suerte. Clasificamos segundos pero nos excluyeron por tres milímetros de trocha trasera, que fue un error propio haberla medido mal. Ahí se complicó el fin de semana, porque en la serie tuvimos un toque en la final largando últimos, tuvimos problemas de temperatura. Creemos que pasó porque el motor era nuevo y las camisas largaban óxido, tapando el filtro, y calentó”, aseguró Perino, y agregó: “A pesar del abandono, podemos decir que lo positivo fue que con un auto totalmente nuevo para mí y en una pista que no conocía, quedé a una décima de Mauro Perassi. Con mi poca experiencia eso es mucho para nosotros. Sabemos que podemos estar en la pelea si es que juntamos el presupuesto. Ahora el auto está en el taller de Matías Meyer de Humboldt, trabajando completamente en el chasis y pasando en limpio el chasis y modificaciones que no se hicieron para la primera. La idea es dejarlo listo para que si hay carreras después de la cuarentena, poder ir a correr. El motor lo hace Jorge Pfening, y van muy bien. Todo el conjunto se hace en Humboldt”.

Siendo uno de los pocos representantes de la marca Chevrolet en el Car Show Santafesino, Perino aguarda que pase este proceso de inactividad obligada para todo el deporte, y esperar si logrará económicamente seguir o no en pista: “La cuarentena la estamos pasando en el norte de la provincia de Santa Fe, y siempre estuve fuera de mi casa, arriba de la picadora, haciendo vida normal por el trabajo agropecuario. La continuidad la veo complicada y yo no cuento con sponsors, juntando presupuesto de mi trabajo. Si puedo seguir una o dos carreras más este año para encontrar el auto y en un futuro tener sponsors para poder seguir. Agradezco principalmente a Matías Meyer por los laburos en el auto, a Pfening por el motor y también a mi familia y amigos que me acompañan”.

Mauro Calandria

Compartir en: