Javier Zabica: “Lo que yo sabía hacer, ahora no vale más”

Javier Zabica: “Lo que yo sabía hacer, ahora no vale más”

Luego de dos carreras con un auto adaptado a sus nuevas capacidades físicas, el piloto de Chovet comentó detalles reveladores de su actualidad compitiendo en el Turismo Agrupado Clase 2.

Tras un serio accidente vial en el cual perdió movilidad en gran parte de su cuerpo, principalmente los miembros inferiores, Javier Zabica pasó un proceso de vida durísimo y supo demostrar que el deporte es una motivación esencial para los seres humanos. Durante meses se trabajó no solamente desde la rehabilitación corporal, sino en la adaptación del Fiat 128 a un manejo nuevo, utilizando solamente sus brazos con un sistema especial tras el volante, para suplir el accionar de los pedales, algo que no podrá volver a realizar como lo hace el resto.

Su nuevo debut en el automovilismo fue en la fecha coronación 2019, en Rosario, donde se lo vio progresar de a poco y supo mostrar algunas de maniobras de las que acostumbró durante muchos años, un gran campeón del automovilismo provincial como él.

En este calendario, la vara se va subiendo de a poco para llegar al nivel deseado, que obviamente es el de ganar. Respecto de lo hecho en el receso, Zabica comentó: “La verdad que desde el año pasado a este año pegamos una revisada general al auto nada más, porque el auto había sido hecho todo a nuevo prácticamente con elementos nuevos y las reformas de conducción. Como eso anduvo bien en Rosario en 2019 no tocamos nada”.

Y sobre la carrera realizada en San Jorge a principios de marzo, relató: “El comienzo de año me deja ganas de más, porque me cuesta mucho el principio del fin de semana y después voy mejorando. No es difícil utilizar el auto en estas condiciones, lo difícil es ir rápido, pero arrancamos el sábado a cuatro segundos y medio y el domingo a la mañana en la serie estábamos a un segundo del tiempo de punta, y si bien es un montón, estábamos enredados en el segundo pelotón. Haber largado sextos la final fue muy bueno. Venimos penando con algunos problemas de motor que nos hacen perder un poquito, y sumado a los 35 kilos que tenemos de más por las reformas que hicimos, que este año son 25 pero es bastante igual”.

El ambiente admira la valentía de afrontar esta nueva etapa deportiva, y Javi se sinceró: “Todavía me queda muchísimo por mejorar a mí, porque cada vez le voy agarrando la mano al auto, es como en el fútbol, que cuando uno tiene tres o cuatro años le tiran la pelota y no sabe ni cómo agarrarla, pero con el tiempo adquiere cierto dominio, y acá es exactamente lo mismo. Todo lo que yo sabía hacer en un auto de carrera, ahora no vale más, queda solamente lo teórico de dónde frenar, dónde acelerar y cómo transitar, pero lo demás ponerlo en práctica es muchísimo más difícil”.

Más allá de las adversidades, la fortaleza mental puede ayudar mucho para bien como para mal, y en este caso, prevalece el optimismo contra viento y marea. Al respecto, Zabica detalló: “Tengo fe en que agarraremos la mano al auto y que podemos andar bien. Por ahí me bajonea un poco estar tan lejos como al principio en San Jorge, porque cuando miré los tiempos quería cargar el auto e irme. Pero ya en la segunda tanda estábamos mejor. También fue un fin de semana complicado en cuanto al calor, que es algo que me afecta mucho arriba del auto. Mi condición física no es la misma de antes, tego el 70% del cuerpo paralizado y con el 30 que me queda tengo que suplantar el otro 70 que me falta de movilidad, y se me pone difícil”.

Finalmente, y como todo el mundo esperando que finalice el problema del Covid-19, Javi expresó: “Le estamos poniendo mucha garra, entre el auto de carrera, la rehabilitación y el trabajo, el cual no hago mucho para que no me haga mal, pero tenemos fe en nosotros. No sé si ganaremos una carrera antes de fin de año pero entiendo que podemos estar peleando. Y esperemos que este virus se vaya pronto porque nos está afectando seriamente a todos”.

Prensa Categorías Agrupadas

Compartir en: