La presencia argentina más competitiva

El Dakar Argentina-Bolivia 2016 tendrá toda la fortaleza local con cuatro grandes protagonistas, dos de ellos, ya vencedores de la carrera más difícil del mundo.

Marcos Patronelli y Alejandro Patronelli vuelven con todo sobre sus Yamaha Raptor 700 luego de una temporada de ausencia, y las ilusiones de que Argentina vuelva a tener un representante vencedor están en alto más que nunca. Además, Jeremías González Ferioli es la promesa de los próximos años con otro Yamaha, culminando segundo en 2015. Con Honda TRX 700, el múltiple campeón argentino de Rally Cross Country no quiere estar fuera de batalla: Lucas Bonetto llega con un gran presente y no quiere fallar esta vez.

“Después de un año y medio de estar alejado de la competición y dedicado de lleno a la empresa de mi familia, vuelvo a pensar en correr el Dakar desde hace unos meses. No quiero decir que voy a ocupar tal o cual posición, ya que para mí será como correrlo por primera vez. Sí en cambio, intensifiqué desde hace dos meses mi preparación física con ejercicios aeróbicos, bicicleta y horas sobre el quad, para llegar lo mejor preparado posible”, manifestó Marcos Patronelli (ganador 2010 y 2013), y añadió: “Yamaha Argentina me proveyó de un Raptor 700, al que se le adaptaron las últimas evoluciones en suspensión y refrigeración, que lo han mejorado aún más. Correr en nuestro territorio será nuevamente algo único, por el tipo de caminos a transitar y por el habitual apoyo del público. Habrá que tomar en cuenta la altura de Bolivia y las elevadas temperaturas de nuestro país, que no serán temas fáciles de resolver, al igual que las etapas ‘Maratón'”.

Por otra parte, su hermano Alejandro afirmó: “Después de la pausa que me impusieron mis obligaciones comerciales, estoy listo para volver a la aventura del Dakar, ya más maduro. Lo tomo con la misma tranquilidad con que corrí la primera edición y todo lo que significa volver competir junto a mi hermano Marcos. Agradezco la confianza que siempre nos da Yamaha y sobre todo el cariño que nos brinda el público. La categoría quads ha crecido, se ha renovado el plantel de pilotos, está muy competitiva y ASO, atenta a ello, le da una importancia mayor y eso es muy bueno. La carrera será muy dura como siempre, las altas temperaturas nos van a matar en pleno enero, pero eso es parte del espectáculo, como lo será transitar por el salar de Uyuni en Bolivia, donde espero que esta vez no llueva”. Finalmente, el triunfador de 2012 y 2013 reveló: “El planteo será el de siempre; no salimos a competir entre nosotros sino que por el contrario correremos en equipo, buscando ayudarnos para vencer las dificultades y a medida que avance la carrera, veremos hasta dónde podemos llegar”.

Jeremías González Ferioli, de 19 años, estará en su tercer Dakar, siendo sexto en 2014 y segundo en 2015, mostrando gran talento. “Con la experiencia de dos ediciones del Dakar corridas, todo pasa ahora por mejorar algunos puntos flojos. La altura en Bolivia me complicó un poco el año pasado; llegué algo deshidratado y no me sentía muy bien. Este año puse énfasis en ese punto de mi preparación. Por suerte, pese a la lluvia y el frío, anduve muy bien en el Salar de Uyuni y aspiro a repetir la actuación. Como preparación este año corrí el Desafío Ruta 40 y la prueba de Chilecito del CANAV”, manifestó el cordobés.
Y concluyó: “Correr el Dakar en gran parte del territorio argentino es muy bueno para todos nosotros y sobre todo pasar dos veces por Córdoba, donde estará mi familia y mis amigos, mejor. Será como un gran rally al comienzo y se complicará cuando tengamos al regreso el paso por Fiambalá y Belén, donde la alta temperatura será un factor desequilibrante. Al cuatriciclo le hicimos un repaso general y estamos listos para las últimas pruebas antes de largar”.

Con distinta máquina pero con muy buen nivel personal y de equipo, Lucas Bonetto
va por todo más allá de haber abandonado en la mayoría de los intentos pasados. El fueguino quiere derrotar a los Patronelli y además ser el primer Honda en ganar el Dakar en cuatriciclos. “El Dakar pasado arrancamos con problemas en la primera etapa, luego parecía que todo se normalizaba y logré una victoria de etapa, y de inmediato vinieron los problemas de temperatura, por un mal funcionamiento de los electroventiladores. Fue una verdadera lástima porque era claro que estábamos para pelear la punta de la carrera y viendo cómo se desarrolló después el Dakar, teníamos chances de victoria”, recordó Bonetto.

Y agregó: “Durante el año hemos desarrollado un cuatriciclo con el que corrimos el CARCC y el Campeonato de Enduro de Córdoba y ganamos todas las carreras. Habíamos armado un esquema de mucha navegación y arena para el Dakar -que es mi fuerte- pero con el cambio de recorrido hemos replanteado muchas cosas junto a Daniel Domaszweski, con quien integramos el equipo. La ventaja es que se transita mucho por nuestro país y conocemos muy bien los caminos”.

Con su experiencia y el retorno de los hermanos de Las Flores, Lucas no se achica: “Es un lindo condimento que estén los Patronelli otra vez. A ellos nunca les ganó nadie. Marcos y Alejandro ganaron lo que corrieron y en el 2014 Marcos debió abandonar. Sería muy bueno ganarles a los dos. No tengo otro objetivo que ir por la victoria”.

Los cuatro grandes candidatos argentinos intentarán ganarles a Rafal Sonik, Ignacio Casale, Mohammed Abu-Issa y también a otros argentinos que podrían dar algo de sorpresa en el Dakar que se largará desde Villa Martelli, en Tecnópolis, el 2 de enero.

Marcos Patronelli #252

Marcos Patronelli #252

Alejandro Patronelli #253

Alejandro Patronelli #253

Jeremías González Ferioli #254

Jeremías González Ferioli #254

Lucas Bonetto #267

Lucas Bonetto #267

Mauro Calandria

Compartir en: