No se terminó del mejor modo

No se terminó del mejor modo

RC Racing tuvo un paso complicado por Paraná, en lo que fue la novena cita del TS1800. La estructura cordobesa, con Guillermo Cavigliasso y Diego Rossi a la cabeza, intentó tener un domingo positivo pero no lo fue del todo.

Arrancando complicados, el panorama no se logró terminar de revertir durante el sábado. En clasificación, tanto Cavigliasso como Rossi fueron hasta donde pudieron, y se ubicaron 16º y 17º respectivamente. Los Chevrolet Onix tuvieron que ser trabajados constantemente por la estructura para encontrar un mejor rendimiento.

El domingo en las series, ambos pudieron avanzar notablemente y cambiaron un poco la imagen, a una mucho más positiva. Rossi fue quinto en la primera batería, y Cavigliasso se ubicó cuarto en la segunda.

Ya bien perfilados para la final, largando entre los diez mejores, el pronóstico era bueno siempre y cuando no sucedan contratiempos. Pero en el arranque, el de General Cabrera tuvo problemas con una falla en el motor, y eso lo dejó relegado y terminó 13º. A contrapartida, el vehículo de Rossi no presentó problemas, y Diego se mantuvo en el octavo lugar durante gran parte de la competencia. Pero recibió un toque y su auto se dañó, obligando la deserción.

El volante de Elena, quien estuvo competitivo en la final, manifestó: “En la maniobra del toque, yo doblo, se me tira Robledo y me dio un autazo que no me dejó doblar. Fue una maniobra complicada, pero no pude ve las cámaras para saber exactamente qué pasó. Luego me reincorporé a la pista pero se me rompió el cárter en un fuerte golpe y tuve que pararlo”.

Por otro lado Cavigliasso analizó su parte: “Fue una lástima porque en la serie remontamos bastante y teníamos la posibilidad de estar ahí adelante. La falla que tuve en el primer entrenamiento el sábado, reapareció el domingo. Parecía ser algo de nafta en el carburador en el entrenamiento, se limpió y no tuvimos problemas en la serie. Pero en la vuelta previa de la final reapareció, intentamos solucionarlo en la grilla pero sin suerte”.

Y reveló: “Estamos en duda de la causa del problema, si fue por nafta o algo eléctrico. Nos deja un sabor amargo porque veníamos bien, ya que fue nuestra última carrera este año y queríamos un buen resultado. En la que viene no podré estar por temas laborales. Ahora vamos a trabajar para empezar con todas las ganas en 2019”.

 

Mauro Calandria – Prensa RC Racing

Compartir en: