No tuvo la potencia ideal

No tuvo la potencia ideal

Lucas Huser no pudo completar un buen fin de semana en Paraná, por la segunda fecha del TS1800. El volante de Santo Tomé tuvo un chasis bárbaro pero el motor no pudo estar a la altura en esta ocasión, y habrá que seguir trabajando, porque en la final se rompió.

La jornada sabatina fue dura para el santotomesino porque en entrenamientos y la primera clasificación, el auto no aparecía como debía, pero luego en el segundo turno de clasificar, el auto mejoró notablemente y se metió 12º.

En la segunda serie, Huser partió bien y pudo mantenerse en un lote competitivo, pero terminó séptimo frente a grandes rivales. Quedó para largar 14º en la final.

La prueba final no fue nada sencilla, porque a los pocos giros Huser sufrió la rotura del motor producto de que al ser exigido se resentía. Lucas intentó sumar puntos pero ese detalle le impidió ir hacia adelante, justo en un circuito donde el motor es prácticamente todo.

“Estuvimos complicados todo el fin de semana, porque si bien el chasis iba bastante bien luego de las reformas que hicimos, quedamos bastante complicados con el motor. El impulsor estaba bastante frenado y se rompió en la final”, aseguró Huser. Y completó: “Nos volvimos a Santo Tomé sin nada y veremos cómo trabajar para llegar bien a Alta Gracia, donde tendremos la tercera fecha”.

Lucas Huser agradece a su padre, familia, a Fernando Rojas y Carlos Contín por el asesoramiento, Matías Fernández por los amortiguadores, a Artemio Schmidalther por toda su ayuda, a Marcelo Cuatrin por los motores, a Lauta, Nacho, y a todos los sponsors que acompañan: Prolimp, SRS Group, González Repuestos, Kilbel Supermercados, Herfasa, Sur Salud, Expreso Melchori, FedCar, Marcelo López Pinturas, Electro Fe, Auto Inyección, Premoldeados Bertone, Servimotors, Sur Salud, Urvig, Gustavo Kieffer sanitarista gasista y TS Active.

Mauro Calandria – Prensa Lucas Huser / Foto: Hernán Rodríguez

Compartir en: