Se preparaba de gran forma para la segunda

Se preparaba de gran forma para la segunda

Nicolás Milquevich debutó en la Fórmula 3 Santafesina con un buen sexto puesto en la principal final en San Jorge, pero junto a su equipo probaron en Rafaela y pensaban andar mucho mejor en la segunda carrera, que luego fue suspendida.

Por razones de fuerza mayor, Milquevich se quedó con las ganas de probar cuánto había mejorado realmente con su equipo de F3 Santafesina. Con un debut con una preparación que no llegó a ser la ideal, el joven de Santa Margarita hizo todos los deberes de forma estupenda para dar pelea más adelante pero una vez que estaba todo dado para eso, llegó el Coronavirus a la Argentina y se paralizó el país.

“Para la primera carrera nosotros llegamos a tener el auto listo el jueves a la noche, porque no llegábamos con el presupuesto ni con los tiempos. El viernes hice la prueba sin conocer el auto ni el motor. Nunca me había subido y en la primera tanda de pruebas, que la usé para conocer el circuito y orientarme dónde estaba. Y en la segunda y la tercera, como estuvo parado el auto mucho tiempo tuvimos basura adentro de los conductos de nafta y no pudimos andar bien. Lo limpiamos para el sábado. Estábamos mejor pero teníamos un problema con una caja de velocidades que venía de la FR Plus, y nos hacía perder 28 kilómetros por hora en la recta, un montón y nos pasaban como parados. Igualmente mal que mal estábamos metidos en el pelotón”, detalló Nicolás sobre un fin de semana con altibajos que rápidamente buscaron mejorar.

Tras el primer compromiso oficial en la categoría, rápidamente se pusieron manos a la obra para la cita siguiente: “Después de la carrera me fui a Rafaela con la caja distinta y yo más confiado, probamos todo el día y si bien las condiciones no eran las mejores porque había llovido todo el día y teníamos gomas gastadas, giramos y sobre el final del día con los neumáticos en tela, hicimos un tiempo a ocho décimas de la punta, que fue muy bueno. Veníamos muy preparados y con tiempo para Rafaela pero con la pandemia no pudimos correr”.

El Covid-19 truncó un año que aún no tiene un futuro deportivo definido, pero eso no implica que haya descanso, y Nico se prepara con todo para estar listo en el momento que sean reabiertos los circuitos: “Con la cuarentena vengo bien porque me preparo mucho físicamente, pero esto nos tiene parado a todos y espero volver lo antes posible. Si esto sigue así perderemos un año de automovilismo y si no lo recuperamos va a ser difícil volver con el mismo ritmo y ganas. Lo primero es la salud y esperemos que todo ésto pase y estemos en las pistas”.

Mauro Calandria

Compartir en: