Un gran susto

Un gran susto

Carlos Bozzo y Ulises Lecussan retornaron al Turismo Agrupado 1600 de la mano del Ale Bucci Racing y lo hicieron en el marco de la décima fecha de la temporada, la cual se disputó en el autódromo de la ciudad de Rosario, donde ambos pilotos no lograron ver la bandera a cuadros final.

Tanto Bozzo como Lecussan tomaron contacto con sus Volkswagen Gol en las pruebas comunitarias del viernes, donde se encontraron con dos autos totalmente diferentes a lo que venían acostumbrados a correr, pero inmediatamente se fueron adaptando y lograron mejorar sus anteriores registros al trazado rosarino.

En la clasificación Carlos logró ubicarse decimoséptimo, mientras que Ulises se había ubicado décimo, pero como no ingresó a parque cerrado, le retiraron el tiempo y tuvo que largar último en la segunda serie; batería en la cual terminaron octavo y séptimo respectivamente.

En la final Lecussan impuso un ritmo veloz que le permitió escalar varias posiciones, pero se encontró con un debutante con problemas mecánicos en la zona de los mixtos, con quien se le montó el auto y salió despedido hacia el guardarraíl, donde impactó a plena velocidad, rompiendo muchísimo gran parte del Gol número 26.

Por su parte ‘Charly’ solo pudo dar dos vueltas a plena velocidad en la carrera principal, ya que la caja de cambios del bólido rojo y blanco dijo basta, obligándolo a ingresar a boxes y desertando prematuramente antes que su compañero de equipo.

“Tuvimos un gran auto y por un momento de calentura mío nos sacaron los tiempos de clasificación, pero en carrera pudimos superar a varios rivales hasta que un debutante freno a varios autos y me terminó enganchando a mí hasta que choque contra el guardarraíl”, comentó Ulises, quien además destacó: “Quiero pedirle disculpas a Luciano Bucci y a todo el equipo, porque por calentón arruiné el trabajo que habían hecho para la clasificación”.

“Ahora tengo un auto que me permite doblar en todos lados y estoy muy agradecido al equipo de Luciano Bucci por ello y también a Fabián y Nicolás Ballina por el gran motor que me entregan. Además quiero agradecerle a Mannol, Alejandro Rodríguez, Tronisky Bicicleta, LGA limpieza, Lubricentro Tucumán, Transporte Omar Faraone, Alejandro Conti Representante de Mannol, a la familia de Arístides Lecussan, a mis hijo y a Hernán Santoro, quienes me dan una gran mano para que pueda estar corriendo”, narró Bozzo.

Mariano Pallotti – Prensa Bozzo-Lecussan / Foto: Nicolás Riccardi

Compartir en: